domingo, 29 de junio de 2014

Un beso peculiar

Para que el besarse deje de ser prejuicio para la sociedad cubana

El pasado sábado 28 de junio fue peculiar a pesar de la carga de
estrés, me sentía como si estuviera dentro de un ómnibus repleto de
personas haciendo un viaje interprovincial - sin aire condicionado -
a 35 km por hora a las tres de la tarde.
Estaba atacado.
En pocas palabras, Resultó que el Proyecto Arcoíris planificó
conmemorar los sucesos de Stonewall Inn en la Ciudad de Nueva York
organizando una boda GAY (simbólica porque la real es
anticonstitucional en Cuba) colectiva en La Habana. Lamentablemente,
el factor presupuesto no lo permitió, así que pasamos al plan B: una
Besada colectiva, que tiene que ver con transgredir por segunda vez
en el país los esquemas homofóbicos, sexistas, machistas y
heteronormativos, manifestando en el espacio público diversas formas
de amor y cariño como un acto político. Suceso que creó cierta tensión
hace dos años, materializada en los alrededores de la Plaza de La
Revolución José Martí en la citadina capital habanera, con la
diferencia de que este 28 de Junio del 2014, para evitar la
"manipulación", se acordó hacerlo en la Plaza Vieja de la Habana
Vieja.
Ya pasará, reflexionaba en casa frente al espejo. Tienes que
hacerlo, no es solo por ti, muchas personas lo agradecerán, estás
tenso, lo sé, pero es tu deber, es por los que no tienen el valor,
por los que sufren el silencio, por los incomprendidos, por el
movimiento, y por ti, porque es tu derecho, después de la
tormenta siempre llegará la calma.
Susurró mi ego y mojé mi rostro para calmar el dolor que azotaba mi
cabeza desde varios días confabulado con el tic nervioso manifestado
en las cejas.
Parte de mi trabajo fue promover la convocatoria a través de las
redes sociales en Internet y llamadas telefónicas a conocidos y por
correo electrónico. Lamentablemente, Esta vez, fue imposible
extender la campaña a través de mensajes de textos a los celulares
dentro del país por razones financieras. Por lo demás, todo estaba
según lo planificado para el sábado 28 a las 4 de la tarde.
El día de la acción pude conectarme y tuve conexión hasta la 1pm.,
promoviendo la etiqueta en Twitter y Facebook
#Ponlarevolucionenunbeso. El objetivo fue alentar a seguidores y
amigxs para que de manera simbólica participaran el día del "Beso por
la diversidad " en Cuba desde cualquier parte del mundo.
Organizado esto, dejé mis paquetes en casa de un amigo porque
consideré poco conveniente andar con mucho equipaje encima tratándose
de un evento de esta índole
La paranoia es lo único que tienes; decía mi ego. Si hay que correr
o fajarse estarás ligero y tendrás más posibilidades de salir del
conflicto, pensé por si las moscas y sus agentes.
No sucedió nada, a pesar de que "el que te atiende #1, #2,#3 y # etc..."
estuvieron monitoreando todo el suceso desde el otro lado de la
plaza.
Al principio estábamos histéricos porque sin contar la prensa, habían
presente apenas 10 personas, así que determinamos dar un poco más de
tiempo y esperar un poco más.
Cuando estábamos al borde de la histeria, por suerte, a eso de las 4
y 20 de la tarde, comenzaron a llegar los invitados. Yo
bromeaba con una colega sobre la puntualidad en cuba y lo "incómodo"
de la hora.
La cobertura mediática estuvo garantizada y al final pudo asistir una
modesta cantidad de personas a la soleada plaza de la fuente enrejada.
Hacía mucho calor, el sol estaba insoportable y en medio de la
tensión determinamos por consenso besarnos todos en la sobra a
unos metros de la Casa de la Cerveza.
El momento clímax fue cuando tres integrantes del proyecto dimos
lectura al comunicado. Ahí se explicó el por qué de besarnos en
público y planteamos nuestras exigencias al estado cubano ante los
acontecimientos negativos en torno al nuevo, incompleto y escamoteado
Código de Trabajo...
Acto seguido, todos nos besamos -en la boca- y se leyó una
carta redactada por el colectivo de Arcoiris al compañero Esteban
Lazo, presidente de la Asamblea Nacional exigiendo explicaciones por
lo sucedido respecto al Status frente al VIH y la Identidad de Género,
aspecto que no fue incluido en el actual código laboral.
Durante la acción, pude constatar que mucha gente asistió a la
besada pero no se atrevió a acercarse. De todos modos, considero un
paso positivo la asistencia de estas personas y que hayan presenciado
el acontecimiento aunque sea desde lejos. Creo que esto es algo en lo
que se debe seguir trabajando desde la organización de actividades
que persigan construir conocimiento y empoderar la gente de LGBTIQ y
heteroaliados en pos de la defensa de los Derechos Humanos y Sexuales
en Cuba.
En resumen fue un día de mucho calor, tensión, transgresión interna y
revolución desde lo particular hacia lo general.
Si, fue un sábado peculiar. El día internacional de Orgullo Gay y el
día Nacional de La Besada por la igualdad de derechos.

lunes, 23 de junio de 2014

Activistas LGBTQ convocan #ponlaRevolucionenunbeso en Cuba

El proyecto Arcoiris de Cuba invita a todas las personas en Cuba a hacer visible a la comunidad LGBTQ. En esta ocasión la invitación será en Plaza Vieja.

La Etiqueta  #ponlaRevolucionenunbeso servirá como medio para que todas las personas que deseen participar comenten en las redes sociales. Esta es la segunda ocasión, como un acto político en repudio a la homofóbia, lesbofobia y la transfóbia...

-----
La invitación está hecha:
Yo iré. y tu
---

El texto completo con la convocatoria está publicado en.
http://proyectoarcoiris.cubava.cu/2014/06/orgullo-cuba-besada/


 


jueves, 19 de junio de 2014

Escamotean voluntad del Parlamento Cubano en nueva ley laboral

Que vergüenza, ignorar por completo los diputados, suena como si la
Petición de Miguel Díaz Canel de revisar el proyecto conjuntamente con
varias personas que apostaron por incluir el término Identidad de
Género, fueran ignorados por completo, en mi opinión, tiene un costo
político grandísimo, además de que pone en cuestión el funcionamiento
al interior del Parlamento, además, es un síntoma de que se continúa
-a pesar de haberse llamado la atención en público varias veces por el
presidente Raul Castro- con el doble rasero, la ignorancia, y el miedo
al dialogo y aprender sobre lo desconocido, ¿el estado de derecho
donde fue?.... ¡huelga, huelga!. ¡Ay, pero si es cierto, no se puede,
no tenemos derecho de quejarnos a través de la huelga!
Igual, me parece que fue una metedura de pata y creo que fue
estúpidamente arrogante a la N-ésima potencia publicar un proyecto de
ley medio terminado.

Seguido está publicado el texto de Paquito denunciando el "indicente"
y el Proyecto Arcoiris en Cuba hacen eco del asunto.


Aqui debajo pongo el texto original:

Por Paquito el de Cuba


Estoy indignado porque ocurrió lo que no debía suceder. El nuevo Código de
Trabajo acaba de ser publicado, sin incluir de forma explícita a la
identidad de género como uno de los motivos para no discriminar, dentro de
los principios fundamentales que rigen el derecho al empleo.



Aunque quedó expreso el rechazo a la discriminación por orientación sexual,
que estaba en el proyecto que discutió el Parlamento en diciembre último, y
le añadieron la discapacidad como fruto del debate entre los diputados, la
propuesta de Mariela Castro Espín sobre la identidad de género, apoyada en
el plenario por varios integrantes del máximo órgano legislativo, fue
desconocida por la comisión que tuvo a su cargo la redacción final de la
ley.



El asunto es muy grave. Pone en entredicho los métodos y formas de trabajo
de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el cumplimiento de los
procedimientos legislativos por parte de la dirección del máximo órgano del
Estado y la transparencia en la toma de decisiones a partir de la voluntad
de los diputados y las diputadas, los únicos que pueden ejercer el derecho
de aprobar o modificar leyes en representación del pueblo cubano.



Como recordarán, la inclusión del tema de la identidad de género solo tuvo
el rechazo público en el Parlamento del secretario del Consejo de Estado,
quien a pesar de confesar que no dominaba el asunto, tomó partido en contra
desde su desconocimiento.



También presentó sus reservas hacia las propuestas de la diputada Mariela,
el presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos, quien
fue encargado para dirigir la comisión que concluiría la redacción del
cuerpo legal.



No fue atendida ni siquiera la sugerencia del primer vicepresidente cubano,
Miguel Díaz-Canel, quien medió en la discusión y abogó por tener en cuenta
lo allí planteado por Castro Espín.



O hay mucha ignorancia en una parte decisoria de la dirección de este país
sobre las teorías más contemporáneas sobre género, o sencillamente existe un
empecinamiento sobre la base de prejuicios transfóbicos, para no aceptar
algo tan elemental y científicamente fundamentado. O quizás sean ambas cosas
juntas.



Para la ciudadanía y sus representantes en el Parlamento, la lección tiene
que quedar muy clara: no es posible en lo adelante dar votos de confianza a
comisiones ni mediaciones fuera del ámbito democrático de la Asamblea. Eso
no es constitucional ni ético.



Si hay que discutir cada letra de una ley, tendrán que hacerlo. No son
posibles los conformismos ni las presiones a partir de los restringidos
tiempos parlamentarios de las sesiones ordinarias de la Asamblea Nacional.
Las exhortaciones a la polémica y a las decisiones sobre la base del debate
colectivo no pueden ser de mentiritas.



El Parlamento tiene que sesionar las horas y los días que sean necesarios
hasta que haya una votación sobre textos y principios definitivos. No es
admisible que nuestros diputados y diputadas otorguen un cheque en blanco a
ninguna persona o grupo de personas para que determinen sobre cuestiones
sustantivas de derechos con posterioridad al ejercicio del voto.



Solo así conseguiremos que haya respeto a las políticas aprobadas y a la
voluntad expresa del Partido Comunista de Cuba en sus documentos rectores,
sin que nadie se arrogue la potestad de interpretarlos y adoptar decisiones
sobre la base exclusiva de su conveniencia o sus limitaciones culturales o
de otro tipo.



Como militante comunista y ciudadano cubano, lamento y repudio la omisión de
la identidad de género como una posible causa de discriminación en el ámbito
laboral en la Ley 116/2013 Código de Trabajo, sean quienes sean los
responsables de esa antidemocrática exclusión.



Es muy triste que ignorar esta mención de elemental justicia ensombrezca
todo el proceso de consulta popular que previamente tuvo lugar entre los
trabajadores cubanos para poner a punto el proyecto de Código, así como el
espíritu más avanzado y el carácter imprescindible de nuestra nueva Ley.



TEXTO FINAL DEL INCISO b) DEL ARTÍCULO 2 DE LA LEY 116/2013



ARTÍCULO 2.- Los principios fundamentales que rigen el derecho de trabajo
son:



b) igualdad en el trabajo; todo ciudadano en condiciones de trabajar tiene
derecho a obtener un empleo atendiendo a las exigencias de la economía y a
su elección, tanto en el sector estatal como no estatal; sin discriminación
por el color de la piel, género, creencias religiosas, orientación sexual,
origen territorial, discapacidad y cualquier otra distinción lesiva a la
dignidad humana.


Puedes opinar a través del blog del Proyecto Arcoiris:
http://proyectoarcoiris.cubava.cu/2014/06/codigo-trabajo-cuba-homofobia/

miércoles, 4 de junio de 2014

Mi deslilución con ETECSA

Antes de ayer en la mañana mientras caminaba para la Terminal del P en
Santiago de las Vegas vi que estaban tirando un cable negro de un
grosor peculiar.
- Esto es una fibra óptica, me dije, pero igual me acerqué a uno de
los operarios del cable para estar seguro.

En honor a mi verdad, estaba seguro del tipo de cable pues me acerqué
lo suficiente como para ver la superficie color blanco y fina cubierta
por el groso plástico al inicio del cable que sostenía otro operario.
Pero igual mi espíritu de periodista aficionado me impulso para
preguntarle y la respuesta fue acorde con mis conjeturas satisfaciendo
la curiosidad imperante.

En ese preciso instante mi ego, como siempre preguntaba:

¿Mejorará la telefonía en mi reparto y finalmente podré disfrutar de
un teléfono fijo? Si es así, me ahorraré una cantidad de dinero
tremendo, sobre todo en gastos de transportación a la gran ciudad,
porque todas las gestiones las podré hacer con una llamada o
conectarme a Intranet desde mi ordenador...

Soñaba despierto. Porque al día siguiente mis ilusiones fueron
saboteadas al enterarme por boca "mi socio el delegado", quien es
además funcionario raso en ETECSA, que el divino cable de fibra óptica
que yo había visto la mañana anterior está destinado para mejorar las
comunicaciones desde la oficina donde se hacen los trámites para el
Carnet de Identidad en Santiago de Las Vegas.

¡Que bueno! Habrá menos cola para los trámites de identificación, me
dije con desilusión . Lo que remató mi esperanza fue saber que la
Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, hasta el momento en Santiago de
las Vegas, no tiene contemplado efectuar inversiones para futuras
instalaciones en telefonía fija.

Joder, con la cantidad de dinero que ellos hacen cobrando la telefonía
celular y la Internet fuera para que en 3 años se hubiera acumulado el
capital suficiente para importar la tecnología y materia prima para
expandir los servicios de telefonía fija. Pero bueno, esperaré... que
un pariente done un teléfono o, tener la plata para comprarlo.

Porque con ETECSA ya no se puede contar mientras viva a costa de la
burocracia y la insaciable sed del CUC.

martes, 27 de mayo de 2014

Lo Que Nos Falta en Cuba

HAVANA TIMES -- El pasado 17 de mayo en la tarde, de casualidad me
senté frente al televisor a ver Telesur y resultó que transmitía un
documental histórico sobre el movimiento LGBT titulado "El Mismo Amor,
Los Mismos Derechos".

Material que, a pesar de haberme perdido el comienzo, me dejó
enganchado al televisor. En mi criterio personal, sentí emoción al
saber que países como Argentina han avanzado en las luchas por obtener
un estado de derecho real, algo que lamentablemente en mi opinión, no
existe en Cuba para las minorías sexuales.

Es triste verlo de esa manera, pensé, y no puedo dejar de reflexionar
ante la existencia de mecanismos de control y contención armados de
modo tal, que en los últimos 5 años, en materia de derechos y
reconocimientos legales no se ha avanzado mucho.

Una muestra tangible fue el pasado 2012, al invisibilizar otros
modelos de familias (homosexuales) ante el Registro Nacional del Censo
de Población y Vivienda, impidiendo cualquier proyecto a corto plazo
para impulsar reformas equitativas en vez de construir un país con
mejores garantías ciudadanas entorno a los derechos humanos
fundamentales; constituyendo un revés en las políticas para
sensibilizar a la sociedad cubana en torno a la equidad y la justicia.

Considero que la ley debe estar a la par con las campañas de
sensibilización, ya que luego se convierte en lo que muchas personas
de la comunidad LGBT, por razones que no puedo estar de acuerdo pero
respeto, señalan como "Circo".

Si en el pasado 2012 se hubiera dejado la posibilidad de contar estas
familias en el CENSO, hoy se podrían convencer (en vez de presionar)
1: con análisis, resultados y estadísticas tangibles ante los órganos
superiores del estado; (me refiero a La Asamblea Nacional del Poder
Popular, órgano supremo del poder del estado quien representa la
voluntad del pueblo) y estaría en el deber de atender las demandas de
las minorías sexuales; pronunciar leyes que garanticen sus derechos
confeccionando un código de familia inclusivo, democrático y justo en
sintonía con la futura nueva constitución; 2: el Consejo de Estado
orientaría al Consejo de Ministros (órgano con poder real) para
ejecutar y llevar a cabo la implementación de decretos, reformas y
leyes que contribuya a un estado de derecho "formal" que garantice los
derechos humanos fundamentales.

En la actualidad, el nuevo modelo económico "socialista" en uno de sus
apéndices señala la disposición del Estado cubano por impulsar
políticas no discriminatorias por razones de orientación sexual.
Igualmente con el recientemente aprobado "Nuevo Código de Trabajo" que
aún está por ver, si contemplará "el asunto", porque hasta donde sé,
en la Gaceta Oficial no se ha publicado porque supuestamente, faltan
los arreglos finales.

Pregunto:

¿Cuánto tiempo se demorará editar el documento para adicionar las
recomendaciones indicadas en las pasadas sesiones?

¿Habrá que esperar 4 años más?

¿Por qué tanto misterio y no se habla o se escribe en los medios de
difusión masiva qué ha sucedido con el Código de Familia?

¿Habrá una "Nueva Constitución" - si realmente se hace una - acorde
con las reformas en Cuba frente a los cambios del mundo?

De todos modos, no pierdo la esperanza. ¡Pero coño! Tengo 31 años y no
veo nada claro. Tenía 24 cuando alguien inspiró en mí la idea de ser
reconocido y amparado por la ley, tener el derecho de construir un
modelo de familia no heterosexual. Ser persona, sentir que mi país es
justo y que garantiza un estado de derecho para todos.

Que el matrimonio entre dos mujeres o dos hombres no sea
"anti-constitucional" - como lo es hoy en Cuba. Que sea una opción
para quienes deseen hacerlo y quien no, se quede con los beneficios
del derecho al reconocimiento ante su relación de pareja como un hecho
ante la ley. Que ambas posibilidades estén disponibles como un
derecho.

Creo que lo que nos falta para ser mejores seres humanos, más libres y
más justos es lograr que un día en Cuba no hayan motivos para hacer un
desfile por el día contra la homofobia, que "eso" no sea tema de
conversación, ni chiste en los centros de trabajo y centros nocturnos.
Simplemente una opción más, que la diversidad sea asumida como lo que
es: diversidad, naturaleza, vida.

Sueño algún día a Cuba como país destino turístico LGBT no solo para
turismo sexual, si no para que conozcan la mayor de las Antillas; como
la tierra donde no se discrimina por razones de orientación sexual o
identidad de género; donde la violencia física o psicológica asociada
a estos temas sea casi nula.

Me gustaría pensar Cuba como el país donde ha desaparecido la
homofobia institucional estructurada; porque el gobierno finalmente
logró identificar la raíz de los problemas y se preocupó y actuó en
pos de garantizar el bienestar y la justicia social para todas las
personas en Cuba.

Publicado originalmente en HavanaTimes:
http://www.havanatimes.org/sp/?p=96152